Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[384] Demasiado.

Llevo unos días que no tengo motivos.

No tengo motivos para levantarme ni para cocinar ni para comer ni para dormir ni para levantarme. Lo único que hago siempre con disciplina marcial es asearme, vestirme y ponerme guapo cada mañana.

No tengo motivos tampoco para escribir. Parece que sólo sé qué decir cuando tengo algo que lamentar o algo que celebrar. Por supuesto, no voy a escribir del asco que me da la política, ni de la gracia que me hace ver que el país una vez más se colapsa porque es invierno,  ni lo mucho que me pone Cristiano Ronaldo, ni que me he comprado una bici nueva, ni de lo alto que me apetece mandar a todo el mundo últimamente, ni que estoy reparando la bici vieja para convertirla en una venerable antigüedad. De nada de eso puedo hablar, tengo un prestigio que conservar, no voy a escribir sobre cosas mundanas.

José Lodewick

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[380] Parábola.

El otro día tuve un sueño. En realidad supongo que tendré sueños todos los días, no sólo cuando me agita alguna pesadilla, de esas que cada vez rarean más. Esta vez recordaba bien mi sueño después de despertarme. Tengo un cuadernito que llevo siempre conmigo para anotar en él los sueños que recuerdo, pero son tan escasos que casi no tiene más que páginas en blanco, o más bien amarillentas, de tan sobadas que están ya. Ese día, mientras desayunaba, convertí en tinta mi sueño, que es como apresarlo para poder interrogarlo. Más tarde recuperé el cuaderno del fondo de mi mochila y leí lo escrito. Las imágenes que me evocaba mi letra me parecieron una hermosa metáfora que algo tiene de lírico, algo de místico y algo de cómico.

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[369] Lazos

Hoy ha llovido y ha hecho frío. Maldita eterna primavera. ¿Cuándo va a brillar el sol de una vez?

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[360] Noroeste.

En primavera llega a esta tierra mía el viento del noroeste. Es un viento frío y húmedo que recuerda que hay tierras más frías y mares más cálidos pasado el horizonte e invita a quedarse, o sea, a resistir. Maldito país el que hace difícil permanecer en él. La humedad y la poca luz de esta tierra nos pone las cosas difíciles a los que, como yo, llevan humedad y oscuridad  dentro del pecho.

La geografía es una colección de recuerdos. Ningún viaje vale la pena si no sirve para desenterrar estratos de vida pasada o de vidas pasadas, que son la misma cosa. O eso supongo, claro.

noroeste

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[355] Polvo.

Esta entrada es dominguera hasta el tuétano. Me he pasado el día entregado a labores caseras y a holgar como un pachá. Los mamíferos con los que comparto cama lo han visto con buenos ojos -soñolientos, eso sí, y polvorientos- y hasta se han permitido dedicarme un par de consejos que del Floresta parecen sacados.

polvo

Mi bagaje filosófico no proviene del estudio de los clásicos, más bien de otras fuentes de consumo más masivo. Yo soy capaz de confundir los presocráticos con los prerrafaelitas, que no es poca confusión. Mis nociones son pinceladas sueltas, voces que circulan por mis oídos o por mis ojos antes de seguir camino, dejando irritada una porcioncita de mis posaderas, lo cual me obliga a cambiar de postura y a arrebujarme una vez más en mi ruana de lana andina. En los últimos tiempos no dedico apenas tiempo del que tengo libre a televisión, prensa ni radio, pero la red me provee de información muy seleccionada. El cine y la literatura siguen donde siempre estuvieron, ayudando a criar sueños y polvo, y el ensayo parece que empieza a llamarme la atención algo más. Ya el camarada Mao habló del origen de las ideas, no seré yo quien le enmiende la plana.

Hace pocos días algún personaje de alguna película -que no recuerdo ya- decía, más o menos, que no siempre que avanzamos dejamos algo o alguien atrás. Lo chocante es que lo decía en tono consolador, como si dejar cosas o personas atrás fuese siempre malo. Estupefacto me quedé, me habría parecido más natural esa misma frase, pero en afirmativo, porque parece normal pensar que eso es lo que queremos: dejar atrás cosas o personas que nos sorben las energías o nos anulan o convierten en malo lo que tenemos de bueno, o lo cubren de polvo y lo deslucen. De lo otro nunca he hallado, por eso dudo que existan personas tan tremendamente beneficiosas, y si las hay he visto que no son necesarias, porque sin ellas también se vive y se sobre-vive y se mejora en cuerpo y alma, pero sobre todo en alma.

¿Cómo verá el mundo el murciélago, que si no vuela pende cabeza abajo? Desde luego no como yo. Tal vez por eso sólo soy capaz de ver entre los significados de una palabra el que yo siempre he procurado alcanzar. El único avance que me despelleja es el del tiempo, y mañana es lunes. Triste invierno el que se disfraza de otoño, pobre tierra la que se hace polvo.

firma_sis

Ron Fricke. Canto del mono, Bali. Del documental Baraka. 1992.

Archivado en: prospección

[354] Razón.

Hace un par de días alguien me dijo una cosa:

Hay un punto en tu vida, en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará. De modo que no te preocupes por la gente de tu pasado, hay una razón por la que no estarán en tu futuro.

Me resulta antipático el tráfico creciente de frases lapidarias, que se multiplican y procrean y hacen hijos y superabundan en los blogs de gentes simples que no saben expresarse o pensar por sí mismas, como yo. Y digo que me resultan antipáticas porque con frecuencia esconden una pose, o sea, hipocresía y desconocimiento de uno mismo, pero ésta me vino al pelo y en el momento adecuado, así que he decidido hacer uso de ella mencionando la fuente, que es como hay que hacer las cosas, con humildad. Ahí os la dejo.

razon

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[330] Migraña.

Domingo es cualquier día libre de trabajo, días de dar picadero al cuerpo-alma, de soltarle rienda, de navegar hacia esa cúpula azul que oculta la realidad y su sabroso cocktail de felicidad y amargura a partes iguales.

migranha

Ayer, noche de Panda y concierto. De Corucity a Boimorto (Buey Muerto para los castellanohablantes), y luego a Narón. Esta noche es de bufanda nueva y nuevo concierto. No madrugaré mañana, y espero que mi singladura dominguera sea pasada por agua, por frío y por viento, porque la manera de conjurar la comezón que roe el espíritu es dejarse agitar por los elementos desatados.

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[329] Zagal.

Esta entrada existe por necesidad de expresar mi frustración, y ha estado a punto de no existir por miedo al ridículo. Está claro quién ha ganado al final.

zagal

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: prospección

[300] Disciplina.

Levamos, Adelasuma y yo, un par de semanas dedicados a labores poco habituales en nosotros, y que consisten en mancharnos los pies de bosta, tostarnos las caras de sol y caer redondos sobre la cama al nada de regresar a casa. Y conversación, mucha conversación, con viejos de los de boina al colodrillo y paraguas al cogote. Al llegar el viernes sólo me quedan fuerzas para decirle al Panda que me traiga de vuelta con mis amiguitos y mi gato Taxi, y él, que es buen chico, hace lo que le pido.

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: ayuda, prospección

[279] Pousadoiro.

Hace un par de semanas mi panda y yo pasamos una tarde de sábado recorriendo caminejos en cierto municipio rural en el límite entre las Mariñas coruñesas y la Terra Cha, que de llana tiene poco. El paisaje allí es accidentado, las curvas dolorosas y las cuestas agotadoras, incluso para mi todo terreno, pero el desarrollismo aún vigente ha puesto a la capital de la provincia a no más de media hora en coche a velocidad reglamentaria.

Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: ilusión, prospección

Estadísticas

  • 71,305 hits

Contacto

sisifosehaceviejo@gmail.com

Archivo