Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[344] Cativo.


– ¿Quieres venir a comer conmigo mañana?

– No lo sé. ¿Por qué no?

– De acuerdo ¿Qué te gustaría comer?

– Realmente me da igual, abuela.

– No te puede dar igual, cativo, algo habrá que te guste más. ¿Prefieres lo dulce o lo salado?

– Pues más bien lo dulce, pero no vamos a comer sopa de almendras, ¿no?

– No, pero puedo darte a escoger entre pescado y carne, para empezar. Lo otro de postre, si quieres.

– Pues me es lo mismo, realmente. Pero ahora que lo dices me apetece más un peixiño.

– Muy bien, pues pescadito. ¿Azul o blanco?

– No sé, tanto me da. Blanco mejor, ¿no? Las digestiones pesadas no me atraen.

– ¿Merluza o pescadilla?

– ¿Qué más da? La merluza me gusta. Es dulce y dócil.

– ¿Al horno, a la gallega, a la plancha o con mayonesa?

– Al horno, por favor.

– ¿Cortada recta o al bies?

– Supongo que recta, mucho no me importa.

– ¿Cola o toro?

– Toro es más fácil.

– ¿Abierto o cerrado?

– Por dios, ya está bien, abuela, hagas lo que hagas me va a gustar. No me preguntes tanto. Mejor cerrado, menos espinas.

– Si no te pregunto ¿cómo voy a saber lo que quieres?

– Aunque me lo preguntes no lo sabrás si no lo sé yo antes.

– Pues sábelo.

– No me hace falta, yo puedo comer cualquier cosa.

– Pero no mereces cualquier cosa. Mi nieto no nació para que nadie decida por él.

– Con lo bien que tú cocinas soy capaz de comerme cualquier cosa que me pongas en el plato. He decidido que quiero esa merlucita mañana.

– ¿Estás seguro? Tendrás lo que quieres, pero lo que tú decidas es lo que habrás de comerte. Por mucho que me adules, camelador.

– Casi suena a amenaza.

– A amenaza no, a advertencia.

– ¿Sabes por qué me gusta comer contigo? Porque aprendo de ti. Tus bizcochos huelen a tí.

-Espero lograr algún día que tú huelas como mis bizcochos, a canela y manteca.

firma_sis

Edición: Evoco aquí una conversación que tuve con mi abuela paterna. Yo tenía no más de diez años, ella pasaba de los ochenta. No pasa un día sin que la eche de menos.

Christian the Lion at world’s end.

Christian the Lion at world’s end es la historia de la vida del león Christian y su periplo desde Londres hasta el África occidental para vivir en libertad con el conservacionista George Adamson en compañía de otros leones. Se trata de una historia de afecto y amistad entre los hombres y el león, que vuelve a encontrarse con sus cuidadores de infancia cuando es adulto.

Anuncios

Archivado en: memoria

12 Responses

  1. Luckitas dice:

    Muy lindo… al menos podes disfrutar de tu abuela… yo no conoci a ninguna de las dos… pero supongo x lo que me cuenta mi vieja… que mi abuela me daria el mismo trato que te da a vos la tuya… en fin… cosas de la vida… pase solamente a saludarte y me puse a comentar… espero q tengas un feliz 2009… prospero y venturoso… y q puedas concretar todos tus deseos… los buenos y los no tan buenos… ok…??? jeeeeee… chauuuuuuu…!!! besos!!!

  2. Groucho dice:

    Y mucho cuidado con llevarle la contraria, disfrútala muchos años.
    Un abrazo a los dos…

  3. Groucho dice:

    Y otro a Taxi.
    Feliz año nuevo.

  4. Pablore dice:

    Como siempre me sorprendes. Como mi abuela que utilizaba esas palabras.
    Recuerdo de ella un tiempo en el cual teníamos tiempo.
    Muchas Felicidades para el nuevo año!!!

  5. Iñaki dice:

    Que disfrutes de tu abuela,que me parece una de las mejores compañias que uno puede tener.Y que te endulces el paladar con esos manjares.
    Besos y feliz año 2009

  6. Tatojimi dice:

    No hace falta decir que disfrutes de tu abuela, porque lo harás. Y eso está bien.

    Así que habrá que desearte que disfrutes de la merluza, que… no está tan claro.

    Besos.

  7. Antoniog dice:

    hueles a tu abuela, ella a bizcocho y tu hueles a ella, las cosas que se aprenden de ellas y lo poco valorados que estan hoy
    felices años te vengan
    un gran saludo

  8. Tesa dice:

    Las abuelas huelen a bizcocho y los hijos a galletas. Mi hijo sigue oliendo a galletas aunque se está haciendo mayor. Su abuela, mi madre, tiene ahora aquella edad de la tuya.
    Feliz Año Nuevo, Sísifo.

  9. Maddriz dice:

    te tengo por poco cativo, apuntabas ya a los diez años.. curioso, las cosas que aprendemos de los mayores de la más sencilla de las maneras… y sí, en ocasiones, yo también me alimento del recuerdo…

  10. Ana dice:

    sí, sísifo, lo has conseguido, nos hueles a canela y a manteca, nos traes olores dulces y hermosos, nos haces saborear los momentos pequeños
    seguro que ella se siente muy contenta sabiéndolo
    un beso, cativiño

  11. Haykus dice:

    No resisto a preguntarte… ¿que significa cativo? ¿que es un peixiño?

  12. Ana dice:

    no, haykus, cativo es una palabra gallega que significa pequeño, niño
    es como llaman a los niños en galicia, una de las maneras
    a mí me llamaban cativa… y me trae muy buenos recuerdos este post de sísifo
    un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: