Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[218] Pantanoso.


pantanoso

Últimamente vuelve a ocupar mi cabeza, sólo a días, aquella idea, más bien proyecto o deseo, de emprender la solicitud de una o varias adopciones de uno o varios infantes que vengan a ocupar todas esas habitaciones vacías que tiene mi casa.

Para mi propia sorpresa, no estoy mal viviendo solo, incluso gozo experimentando esta capacidad, nueva en mí, de encontrar mi bienestar en mí mismo. Así pues, no busco en la adopción aliviar mi soledad, porque me es grata, y cuando no lo es encuentro compañía con relativa facilidad. Amigos no me faltan, tampoco libros ni pasatiempos productivos e ilusionantes.

Por lo que he leído, los técnicos de la Consellería de Familia que entrevistan a los candidatos hacen siempre ciertas preguntas, entre ellas ésta: ¿por qué quieres tener hijos? Sólo podría dar una respuesta: no sé contestar. Puedo imaginar que existe eso que algunos llaman reloj biológico, pero es más una suposición que una explicación. Creo que tiene fuerza un motivo: el de pretender hacer bien con mis rapaces lo que mis padres supieron hacer tan mal conmigo. Aún me resulta sorprendente la facilidad con la que, sin proponérselo, fueron capaces de transmitirnos a mis hermanos y a mí todas sus neurosis, sin necesidad de hacer el más mínimo esfuerzo, sin charlas aleccionadoras, sin una sola palabra. Tal vez soy soberbio de más: quiero hacer el trabajo inverso, doy por hecho que me saldrá bien.

Hace un par de días una conversación con Aleph acabó llevándonos a este tema, magnético para mí. En tiempos, cuando nos considerábamos familia -no sé aún si los dos o yo solo-, intentamos iniciar los trámites de adopción y hasta acudimos a la primera charla informativa. Todas eran parejas heterosexuales, nosotros fuimos la nota pintoresca. Al poco de estar hablando de esto me di cuenta de que Aleph fruncía el ceño al hablar y yo le replicaba vehemente. “Sísifo -me dije- estás moviéndote en terreno pantanoso, y Aleph también“. Sólo acerté a decirle que me parecía que el tema de la adopción tenía para él connotaciones que iban más allá. Quizás tocaba su corazón de niño huérfano de madre, quizás alcanzaba a la relación que su padre le impone, de claros tintes patológicos. No soy especialista, no sé leer la mente, y si supiera supongo que no podría hacerlo con alguien que es para mí tan cercano y tan necesario como Aleph. Luego caí en la cuenta: para mí el tema de la adopción tiene doble fondo también. En él se esconde la figura de mi madre –que o demo a confunda– y toda su ristra de desequilibrios que he heredado y que parece que se agarran a mis dedos de escolar como un chicle Bang-Bang, con finos hilillos rosados y pegajosos con olor a fresa.

Mis finanzas están en su mejor momento, que sería el peor de cualquier persona solvente. Éste es motivo suficiente para no pretender meterme en trámites administrativos que exigen someter a inspección hasta la ropa interior. Pero el principal motivo es que no quiero cometer errores que critico: la mayor parte de las personas que conozco y tienen hijos lo hacen movidos por motivos, a mi juicio, ilegítimos. Convierten la paternidad en un albur en el que cualquier resultado es bueno: si sale con barbas, San Antonio, si no, la Purísima Concepción, como decía el artista.

Algún día una caterva de rapaces y rapazas, mejor cuantos más, darán guerra a Taxi, mi gato, nuestro gato, que ahora se aburre dormitando sobre mi cama, y teñirán de tinta china su blanca seda impalpable. Algún día les enseñaré a leer siguiendo el método ideado por mi tatarabuelo (ta-lla-ba Ja-rra Ga-ña-ma-za ga-ya fa-cha-da pa-ra la ca-sa), tal vez demasiado arcáico para sus mentes post-analógicas. Algún día compraré, ilusionado, los tablones de pino tea con los que construiré literas, escritorios y arcones, en espera de su llegada a su nueva casa. Algún día es como decir que sólo me falta saber qué dia será.

Se me hace raro pensar que mis niños ya han nacido, sólo falta que nos conozcamos.

firma sis

Nena Daconte. En qué estrella estará.

Anuncios

Archivado en: ilusión

5 Responses

  1. mini dice:

    A mi no me cabe la menor duda al respecto. Es para mi una evidencia, Sísifo se dibuja en mi imaginación como un pater hermoso e inteligente. Ya lo verás.

  2. adelasuma dice:

    a veces recuerdo tu ceño fruncido cuando sermoneas a tus hijos y los míos después de una trastada; me hace mucha gracia y sonrío. recuerdos de un futuro aún por construir.

    de madrugada, salí de casa del tipo misterioso llorando; no por su causa, no, que es un santo (misterioso santo lacrimoso) sino porque sus bromas a veces me escuecen las heridas. sé que no lo hace a posta y no me enfado, creo que ni se da cuenta. bromea y me dice que estoy mayor, que me quedaré sola, que no me queda otra que rapiñar algo de sexo fugaz, y eso con fortuna. bromea, pero también sé que es cierto, que probablemente me quede sola; pero como tú dices: prefiero morir de pie que mal acompañada. esta sensación de no encontrar nunca más a nadie se hace fuerte día a día en mí. pero también el convencimiento de que tendré hijos, y yo como tú, no para paliar soledades ni para memeces sociales, sino por una cuestión de sangre. sé que tú lo entiendes.

    si tú pones el pino tea, yo pondré dibujos del país tras el espejo.
    quedamos así.
    beso

  3. Ipodque dice:

    Hola Sisifo. Soy Ipodque. Bueno, Carlos el Lisboeta. Perdona que no te enviase el link. Mi blog apenas relata experiencias personales y es casi un nexo de union con mis viejos amigos, para que sepan de mi, ya que el telefono es un poco caro para hablar con todos. Pero si quieres saber de mi, entra en el blog. El nuevo es amiwiitos.bloguepessoal.com. Haz comentarios y asi me animo a escribir mas. Abrazos
    Carlos

  4. marcos dice:

    A mí, el rollo de preguntas y preguntas e investigaciones y comprobaciones y todo eso… me pone de una mala gaita impresionante.

    Vamos a ver, cuando una mujer acude a su ginecólogo a comentarle que quiere quedarse embarazada…

    ¿¿¿la someten a un porrón de preguntas??? ¿¿¿Le prohiben quedarse embarazada porque sus ingresos no son los de un político o un ingeniero de altos mandos?

    Boh! Pais!!! ><

  5. Will dice:

    si quieres adoptarme a mi! :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: