Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[205] Oportunidad.


Sísifo de Éfira está llegando a la cumbre. Está a punto de posar la pesada piedra que le hiere los brazos y hace doblarse su espalda, momento de felicidad máxima. Ya llegará la desolación al verla rodar ladera abajo y descender de nuevo la montaña en pos de ella.

La vieja Gorgona, su madre, enloquece poco a poco.

oportunidad

Soy Sísifo, rey de Éfira. Mi madre, una Medusa doliente. Está cortando amarras con sus hijos del modo más traumático posible: a la fuerza y sin miramientos. Los expulsa de su casa casi a palos, sintiéndoles culpables del malestar de su alma, del que aún no soy capaz de compadecerme. Les niega toda ayuda, la única que ella sabe darles, que nada tiene de espiritual. Utiliza a su consorte para sus fines, sabiéndolo cautivo de su atención, nunca excesiva, siempre dosificada con intencionado cuidado.

Sísifo, que os habla, aún depende de ella en las cosas materiales. Mi casa es suya, mi sustento ella lo paga. ¿Cómo voy a subsistir ahora? Mi trabajo no da todavía para vivir y las deudas que tenía siguen apurándome. Un par de posibles clientes, indesisos o remolones ahora, podrían hacer cambiar mucho este panorama, pero no lo hacen. No tener superiores te expone a estos vaivenes, aunque tenerlos no ahorra angustias a nadie.

La vieja Gorgona concibe la relación de sus hijos con sus padres como el pago de un servicio: se cuida de que dependamos de ella para luego poder exigirnos participar en un ceremonial que tiene como único fin el crear una ficción que la pinte como la mater familias que en nuestros corazones no es. Querer romper esta farsa es pretender una revolución. Todos los actores son celosos defensores de su necesidad, temerosos de cuestionarse ellos mismos su papel en la comedia. A mí se me hace cada vez más cuesta arriba este sacrificio. Cuando mi padre me convoca pongo mil excusas, ya sin intentar que parezcan creíbles. Espero el día en que me vea con fuerzas para hacer valer mi deseo, que no es nada menos que enunciar lo que es para mí una madre, un padre, unos hermanos, una familia.

Tal vez tenga ahora la oportunidad de oro: ¿será la Gorgona la que rompa el juego? Sólo tendría que dejarla hacer. Según sus propias reglas, quedaría libre de mi esclavitud y podría iniciar con ellos un trato más a mi apetencia, verla cuando sienta ganas, lo cual quiere decir cada muerte de obispo o menos. Mi madre ocupa un puesto inmerecido en mi universo emocional: ella es el hito de referencia, un hito movible al son de sus desequilibrios. En cambio su contribución a mi bienestar es mínima, sólo en forma de transferencias bancarias, porque ocuparse de un hijo es gastar dinero en él, y ya.

Quiero a mi madre -¡por dios, qué difícil se me hace hasta escribirlo!- como a pocas personas, pero ella se empeña en hacer imposible quererla. Es una locura. Me pone continuamente a prueba, como si para ella el amor se demostrara sólo en forma de pulsos que se empeña en ganar, como si para ella un hijo sólo pudiera decirle que la quiere quedando permanentemente por debajo de ella, como si no existieran los besos, los abrazos y las palabras de aliento, que nunca me ha regalado.

Mi idea de lo que debe ser una familia es bien otra. Ayer revisaba yo papelotes que recogí cuando investigaba sobre el tema de la adopción -vuelvo a retomar proyectos como éste, y otros que he de contar- y encontré uno que explicaba cómo es el proceso de las múltiples entrevistas con las que comienza todo este proceso administrativo. Los técnicos del órgano de Familia correspondiente preguntaban qué haría el candidato en ciertas situaciones hipotéticas que se podían plantear con su futuro hijo. Me vi respondiendo mentalmente mientras miraba al mar por la ventana. Me dí cuenta luego de que mis respuestas no coincidían en nada con las que, estoy seguro, habría dado mi madre, y por ello me alegré.

En fin, no tengo qué más decir. No me explico cómo de esta familia neurótica ha podido salir alguien como yo, sólo en parte desequilibrado. Mi amigo Jueves, del que hablaba algunos post atrás, se me presenta como encarnación de lo que pude ser y no fui, y por eso me fascina. Ayer pasé la tarde con Aleph, lugar del universo en el que se concentran todos los lugares del universo. Encontramos a Jueves y lo vimos desmejorado, víctima de ciertas píldoras. Espero conseguir ayudarlo a enfrentarse a sí mismo. Le dimos ánimos y un par de fuertes abrazos. Al despedirnos nos dijo: os preocupáis vosotros por mí más que mis padres. Sentí las lágrimas subir a mis ojos y, por suerte, quedarse ahí. Él no me comprendería.

firma sis

Simon & Garfunkel. Sound of silence.

Archivado en: prospección

7 Responses

  1. adelasuma dice:

    hace años, hablé con mi futuro hijo;
    sentí lo que llaman “instinto maternal” y te juro que es algo tan fuerte que se te inyectan los ojos en sangre; es primario, salvaje;
    el problema es cómo muchas mujeres se acercan al hecho de ser madres en esta sociedad de mierda: porque es lo que se espera de ellas, por egoísmo, para ser como las demás, para tener una barbie para ponerle vestiditos, por dejadez, ….
    y no se preocupan en reflexionar porqué quieren tener un hijo (muchas veces ni siquiera quieren, es inercia)
    y pasan todos los putos traumas a su descendencia;
    y así otra vuelta de la rueda, planteada para ser perpetua; mierda de sistema;
    benditos los que salen de la rueda,
    benditos los que son conscientes,
    porque de ellos será el reino de los cielos
    donde vuelan las águilas;
    si algún día llego a tener cierta estabilidad económica, tendré hijos, ese hijo el primero,
    y espero no cagarla;
    odio que se pretenda que todos los afectos estén basados en relaciones de dominio,
    a la mierda el dominio, a la mierda el poder;
    yo no quiero dominar ni ser dominada,
    quiero ser libre y que los demás lo sean también;
    estoy hasta los huevos de mi familia,
    de sus limitaciones y sus traumas;
    y estoy harta de que me tomen por el oráculo del norte,
    de que me rallen la cabeza,
    porque al final nunca se han preocupado de mi,
    de si tengo problemas,
    creo que piensan que no tengo alma;
    es lo de siempre:
    si hacemos como que no pasa nada, no pasa nada;
    y te ponen una etiqueta bien grande:
    “roca”,
    y ya está, ni sientes ni padeces,
    tu vida es de color de rosa,
    no hay que preocuparse porque todo va bien;
    vaya mierda;
    estoy aburrida,
    estoy cansada,
    y no se muy bien como hacer que eso cambie

    pero tenemos que buscar el camino,
    seguro que lo encontraremos;
    ánimo, compañero,
    beso

  2. gesualdo dice:

    Me parece muy triste este post, uno de los mas tristes que he leido. Yo perdí a mi madre hace bien poco, y no me entra en la cabeza que alguien deseé el mal o al menos sea indiferente a los males de su madre, claro que tampoco soy capaz de imaginar como se puede crecer sin el cariño de una madre.

    Saludos

  3. Currito dice:

    Tito Sisi, tu roca no hace más que crecer y crecer a medida que llegas a la cima de la colina. Sé que no sirve de mucho, pero aquí tienes mis manos, todavía de principito, para ayudarte, aunque sea de manera virtual, a seguir rodando tan pesado canto. Un beso.

  4. alejandro dice:

    que dificil es mantener todo tipo de relaciones, mu dificil, y para eso no hay manual de instruciones, hasta su creacion en ese mundo feliz, intenta hacer lo que creas sin intentar hacer daño a nadie, y sin buscar lo que sabes que seguramente no te ayudara, disfruta de lo que tienes ahora, de tu padre, que me da la sensacion que adoras mas de lo que crees, de taxi, de amigos como adelasuma, de las manos del principito, de todas esas cosas pequeñitas que seguro, como el anuncio, cuentan ;) y no busques donde no hay nada. abrazos

  5. Teseo dice:

    Dicen que una madre es para mil hijos pero mil hijos no son para una madre. Eso es mentira, hay de todo en esta vida, desde luego en la tuya tu madre ocupa un lugar importante. Sin embargo tb me he dado cuenta de una cosa, siempre que cuentas algo pides lo mismo: amor.

    Necesitas cariño a raudales y lo gritas aquí pero no sé si lo pides en tu vida diaria; ésa, quizá, sea una buena pregunta.

    Un abrazo compañero de mitologías!

  6. gazzpatxo dice:

    Yo, como vine para romper hitos y fitas, pues voy y lo hago. Querido Sísifo, tú lo que necesitas es que te coma el tigre tu sangre morena. Sí, así de claro.

    Me gustaría darte palabras de aliento, crear un comentario que llenara algo tu lugar falto de no-sé-qué pero no lo haré. Seré fiel a mis principios y te direé lo que pienso.

    Además te dedicaré un post esta tarde o mañana que implica pasos certeros en la verdadera vida, que es la que necestias vivir.

    Claro, gazzpa es un sectario, ya, quizás, pero quizás lo que sea es algo más, quizás tenga un sentido del vivir más alejado que el del vulgo porque no le fue fácil vivir en un mundo de sombras y nubarrones su adolescencia, porque lo hubo. Quizás por mi culpa, pero lo hubo.

    Yo tampoco dependo de superiores, soy el más alto escalafón de mi empresa, soy el amo del universo en mi empresa, pero… en muchas ocsasiones para seguir adelante he necesitado la ayuda de mis padres, ayuda econónima. Tambieén mi sustento estça a sus pies, pero hay una diferencia.

    Sin entrar a valorar la diferncia entre tu madre y la mía, que puede haberla o no, en un mommento determinado decidí que sólo me estaban dejando dinero. Que nada más hacían ni podían hacer. Les hice saber y me creí, que fue lo más difícil, que sólo era dinero, vil metal, que ni los perros lo quieren y sin embargo las mujeres……

    Ese dinero lo debo. También estoy a la expectativa no de un par de clientes, sino de un par de matices en los cultivos, pero nunca jamás he dejado de soñar, nunca he dejado de ser independiente, y ahí pongo el resto.

    Quiere a tu madre, no la quieres o que te sea indiferente, tanto importa! Lo verdaderamente necesario es que de una vez por toda y ya a tus años vivas de forma independiente.

    Hay un día en la viva en que te cagas en la mesa familiar y dices aquí estoy yo, estoy para vivir y no voy a dejar de hacerlo.

    Quizás equivalga a dejar rodar la piedra y pensar que para sostener un par de papeles también te sirve popr ejemplo, un trozo de madera, o un chicle, viejo, sucio masticado, pero tuyo. Aunque no lo hayas pagado.

    BEsos acomplejados, y con cariño sucinto.
    mua

  7. gazzpatxo dice:

    per´dón, perdón con todo mi corazón. mañana te lo mando que hoy me he comido 4 kebaps y tengo la tripa que sólo pide cama.

    mañana te hago el post y te lo digo y hoy besos y acuéstate temprano, y toma la lechita y todo eso guapo y muchos beso mas
    muaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Posts más leídos

A %d blogueros les gusta esto: