Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[189] Poste.


poste

Este cuento no es mío, sino de Gemma, a quién he conocido en el Foro Gam:

A una pequeña aldea llegó un día el circo. Los niños, jubilosos, corrieron a sus casas para dar noticia del inusual evento. El sábado por la tarde todos los niños esperaban atentos el inicio del espectáculo.
Una de las actuaciones tenía como protagonista a un majestuoso elefante. Cuando hizo aparición en la pista, todos quedaron maravillados de su fuerza y su belleza. Sus movimientos eran admiradon por los atónitos espectadores. Cuando salió de la pista, el público irrumpió en un aplauso.

Al terminar el espectáculo, uno de los niños insistió en que quería ver de nuevo al elefante. Su padre lo acompañó a la parte trasera del circo, dónde el niño extrañado vio a un sumiso elefante atado con un grillete a un tímido poste de madera. Con mirada lánguida y resignada miraba al suelo. El asombrado niño le preguntó a su padre por qué un animal con tanta fuerza y tanta energía en la pista no era capaz de liberarse de ese irrisorio poste.
El padre le explicó que el poste que ahora impedía moverse al gran elefante le había atado durante toda su vida. Cuando era pequeño intentó demasiadas veces salir huyendo, pero todavía no tenía la fuerza suficiente para romperlo. Ahora es incapaz de no verse como el elefantito demasiado débil para romper unas cadenas que le ataron en el pasado. Olvidó que se había convertido en un bello animal que causaba admiración allá por donde pasaba.

firma sis

Miguel Bosé. Los chicos no lloran.

Anuncios

Archivado en: sueños

2 Responses

  1. alejandro dice:

    muy cierto es, lo he visto como los miedos que tenemos, que arrastramos, que no somos conscientes de que podemos si queremos quitarnos de lo alto, y cuando empiezas te das cuenta que la vida es distinta, hay que estirar de la cuerda poco a poco, para ir viendo lo que nos rodea hasta que sin darnos cuenta estemos sueltos y libres, cierto es.

  2. Flip dice:

    A veces nos ocurre lo mismo que al elefante del cuento: la vida, el medio, las personas, etc. nos condicionan a un cierto estado, a un determinamdo actuar, del cual no podemos salir por no ser capaces de ver que poseemos todos los medios para salir de esa “cárcel”. Creo que deja una muy bella moraleja que debemos tratar de aplicar a nuestras vidas.
    Cariños, Flip

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Posts más leídos

A %d blogueros les gusta esto: