Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[173] Churumbeles.


churumbeles

– Hdez. Fdez., ¿y si nos casamos? Dejas a Pablo y te casas conmigo.

– Buenooo… nuestras madres encantadas. Sobre todo la tuya: el hijo puto vuelve al buen camino.

– Nos casamos y tenemos niños.

– ¿Cuántos?

– Al menos tres.

– ¡Tres! Estaría bien…

– Digo al menos. Mejor cuatro.

– Hmmm…

– Cinco sería genial.

– Sí, cinco sería bonito.

– Pero yo tendría mis rollos extramaritales, que quede claro.

– Y yo los míos. ¿Qué te crees, que soy de piedra?

– Por supuesto, igualitarismo a ultranza.

– ¿Y qué hago con Pablo?

– Lo que quieras. Puede ser tu rollo extramarital.

– Pero nos queremos…

– Tú y yo también nos queremos. Pablo sería el tío de los churumbeles. Ibas a ser guapísimos, con tu pelo rubio y mis ojos profundos y tu tipito venereo y mi trasero respingón y tus manos gentiles y mi voz sobria y…

– Podemos comprarnos un dúplex, tú vives con tu chico arriba y yo con Pablo abajo, y los niños por todos lados, lo mismo con papá que con mamá.

– O en una casa campestre, que mola más. Con perros y gallinas y topos y berenjenas y zanahorias.

– Lo malo es que hay que parirlos.

– Ya. En eso yo no puedo ayudar, ya ves.

– Puedes, puedes. Vaya si puedes.

firma sis

Terrence. Twee Vaders.

Vivimos en una casa con terraza.
Hay cosas muy chulas en la casa.
Vivimos bastante bien allí, los tres juntos.

Bas trabaja para un periódico y Diederik en un laboratorio.
Me adoptaron cuando yo tenía un año.
Sigo siendo el único hijo. Pero no me importa.
Así acaparo toda la atención y el amor de ellos dos.

Bas me lleva al colegio.
Con Diederik toco el violín.
Y los tres vemos series en la televisión.

Tengo dos padres. Dos auténticos padres.
A veces permisivos, a veces estrictos,
pero todo va genial entre nosotros.

Tengo dos padres. Dos auténticos padres.
Que en caso de necesidad…
ambos pueden ser mi mamá.

Cuando me tengo que ir a dormir, Diederik revisa mis deberes.
Y Bas lava los platos o está haciendo la colada.
Y si me pongo malo o tengo fiebre,
entonces no hay nadie que yo conozca
que pueda ser mas mimoso que Diederik o Bas.

A veces me insultan en el colegio.
Por supuesto no es agradable:
“¡tus padres son maricas!”.
Lo encuentran extraño.

Yo simplemente me encojo de hombros:
“¿Y qué? ¡Soy su hijo!”.
No es lo corriente, pero para mí está muy bien.

Archivado en: diversión, sueños

4 Responses

  1. DoNuTTz dice:

    Me haces babear!!!! Yo también quiero, y cada vez que leo algo relacionado con ello, se me empieza a caer la baba… y me sale el instinto! Yo que pensaba que no podría llegar a tener de estas cosas… y me estoy reblandeciendo, empezando a necesitar algo así…
    Quiero un peke :(
    Un abrazo enorme :)

  2. mini dice:

    Serás el mejor de los padres. Y.. sí, ya sé q soy cursi en mis comentarios. COÑO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Posts más leídos

A %d blogueros les gusta esto: