Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[130] El Príncipe (VI), 06/07/07.


el principe VI

– Dame un abrazo, mi Príncipe, mi amigo.
– Apártate.
– Por favor… Necesito un abrazo tuyo.
– Renuncia a él, no te lo daré.
– ¿Qué te cuesta, Sire, un gesto de afecto con quien tantas lágrimas te ha ofrecido?
– No lo mereces. Además ya tienes quién te los de.
– No estés celoso. Dame un abrazo.
– Sí, soy celoso y mimoso, el que más. Además no puedo darte mis besos, que luego lo sabrían todos.
– ¿Mimoso? Pues dame un beso. Nadie lo sabrá por mí.
– Lo sabrán: Alguien ya conocía los poemas que te dediqué. Los últimos, por cierto,
– Maldición… Necesito tu afecto, mi Señor.
– No lo tendrás.
– Los besos que hallo en los muelles no me llegan. Los tuyos tienen ese qué sé yo que mana de tu corona.
– Vas a conseguir convencerme.
– Por favor…
– ¿Qué te pasa, Sísifo? Explícate.
– Nada, sólo quiero sentir tu calor. Ayer eras tú quien me solicitaba, no te comprendo.
– Bueno, toma un abrazo casto, como de hermano.
– Nunca tuve que rogarlo tanto. Cuanto más te busco, más te escabulles.
– No te creo, seguro que eres de los que los pelean, los buscan, los consiguen, los disfrutan, los recrean y luego… los cuentan en versos satíricos.
– Mi beso, por dios…
– ¿Otro? No abuses.
– ¿Dónde está el primero?
– ¿Necesitas sentirlo, no sólo imaginarlo?
– Claro, Sire.
– Recibe mis labios y calla ya.
– Gracias. Adiós, Señor.
– ¿Te vas ya? Desde luego…

firma sis

Molotov. Puto.

Anuncios

Archivado en: dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: