Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[125] El Príncipe (I), 07/06/07.


el principe I

– ¿Quién eres tú, que a mi puerta has llamado?
– Fui conocido como Sísifo antes de descender. No soy digno de que entres en mi casa, pues una palabra tuya bastaría para sanarme.
– ¿El que me avergüenza en público? ¿El que pone a prueba mi paciencia?
– Me odias, ¿verdad, mi Príncipe?
– ¿Quién soy yo para odiarte? ¿Cómo podría? No me enseñaste. Perdona que te abandone ya, ahora tengo que retirarme. Debo seguir con la función.
– ¿La función…?
– La mascarada. Esta ciudad. ¿Tú de dónde eres?
– Aquí nací y aquí habito.
– ¿Todo el año?
– Todo el año todos los años.
– Hay aquí otros con los que podrías hacer amistad, son gramáticos como tú. Escriben cada día graciosas hojas volanderas.
– No los conozco, mi Príncipe.
– Pues sal a su paso, distráete con ellos. Sus versos son preciosos.
– Prometo aplicarme.
– Su oficio no es como el mío, vacío y falso, propio de comediantes y de imbéciles. Vete ahora.
– ¿Volveremos a hablar?
– Sí, claro que sí.

firma sis

Mercedes Sosa. Piedra y camino.

Archivado en: dolor

One Response

  1. alejandro dice:

    sige los pasos que te recomienda tu otro yo, sal, mucha sal, que es sal de la vida, no alimenta pero da sabor al pan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Posts más leídos

A %d blogueros les gusta esto: