Sísifo se hace viejo

"El hombre solitario es una bestia o un dios" (Aristóteles).

[111] Pericardio.


pericardio

Me ha hecho reir Alejandro con su comentario, caricia verbal: en efecto, yo también siento que, como mi Panda hizo conmigo, acompaño, traslado a mi vida y doy libertad a quienes me leen. Pero me desagrada esa manera de entender la libertad, porque es la ligereza de no tener que vivir las historias que uno lee. Desde este lado del espejo yo la llamaría esclavitud: la de no poder tan sólo leer las historias que vivo. Sólo ahora me doy cuenta de que soy víctima de mi propia concepción infantil de la vida, aquella que nos juraba que siempre habría una mano a la que agarrarse y que gracias a ello cualquier carga sería aligerada por alguien querido sólo con respetar un cierto quid pro quo. ¿Se puede ser infantil pasada la treintena? No hay derecho a serlo, pero es posible serlo, a fe mía que sí.

En mi infantil visión de las cosas creí encontrar aquí una manera de volcar en palabras escritas mis cuitas del día o mis alegrías. Pocas personas ocupan el centro de mi vida, y a éstas no las conocen más que en su casa. Nada impedía lanzar mis mensajes en una botella, sin destinatario concreto, para que quienes quisieran recibirlos los juzgaran y aportaran sus corolarios particulares, que siempre tanto he agradecido y de los que tantas energías he extraído.

Así funcionarían las cosas en Wonderland, pero no es lo que estoy viendo. Sin buscarlo, en este blog he abierto una discontinuidad espacio-temporal de nuevo cuño y que comunica directamente con mi corazón, a dónde llegan cual centella y se clavan con brusquedad los comentarios, las críticas y los halagos de quien pasa por aquí arrastrando tras de sí una nubecilla de alegrías y amarguras pulverizadas y caramelizadas. Pero ¿y si uno de esos viandantes decide precipitarse él mismo sobre mi pericardio y arañarlo hasta hacerse un hueco en él? Pues que jugaría con ventaja, se instalaría en mi caja torácica y me robaría la voluntad y el pensamiento aunque no quisiera hacerlo. Y a mí se me habría acabado lo de enviar mensajes en botellas porque todos los otros viandantes sabrían de quién estaría hablando.

Y hasta aquí puedo leer.

firma sis

Ornella Vanoni. E penso a te.

Io lavoro e penso a te,
torno a casa e penso a te,
io telefono e intanto penso a te.
Come stai, e penso a te,
dove andiamo, e penso a te,
le sorrido, abbasso gli occhi e penso a te.

Non so con chi adesso sei,
non so’ che cosa fai
ma so’ di certo a cosa stai pensando.
E’ troppo grande la citta’
per due che come noi
non sperano pero’ si stan cercando.

Escusa e’ tardi, e penso a te,
ti accompagno, e penso a te,
non son stato divertente e penso a te.
Sono al buio, e penso a te,
chiudo gli occhi, e penso a te,
io non dormo e penso a te.

Archivado en: ayuda

4 Responses

  1. Iago dice:

    Sísifo, nada me gusta mas que leerte, jodido cabron y nada me angustia mas el corazon y el alma… Tu sufrimiento lo hago mio de una manera que me asusta, me llegas tan adentro que toda mi vida futura se me presenta ante mis ojos con una claridad meridiana…. No se como haces que la angustia vital que nos ocupa a todos y que disipamos de la mejor manera posible cada uno segun sus entendederas me penetre hasta que la siente en el dedo gordo del pie incluso.

    Y si nos vamos a la playa… mejor?

  2. absollut.ruben dice:

    :s weeeeee no te estreses!!! q me acojono!

  3. Teseo dice:

    Bueeenooo! y hasta los sesenta si te descuidas! y cuanto más niño seas más y mejor vivirás!

  4. alejandro dice:

    espero no haber sido yo el que en algon momento ha tocado tu gran corazon de esa mala forma, pido mil disculpas en ese caso si con algun comentario te has sentido herido. La libertad que das, esa libertad la recibes cuando la das, tu panda era libre dandote la libertad, si tuviese corazon te quedria pues eras tu el que le daba razon a la vida, tu nos das liberdad, das libertad a tus amigos, a tu familia, pero creo que esa misma libertad la recibimos, nos das la libertad de comentar, te damos la libertad de querernos aceptar o no, te damos la libertad de sentirnos presente cuando nos lees, cuando piensas en lo que escribes, que sepas y estoy seguro que no soy el unico, qeu sentimos tu dolor como propio, qeu no lo vemos desde la barrera, qeu si te tuviesemos cerca te abrazariamos, lo lamentariamos juntos, te ayudariamos…hay gente que se deja querer, yo siempre pienso qeu son los que quieren, los que dan, y tu eres uno de esos, por eso te queremos, por que si “taxi” te quita la almohada queremos que te rias, que nos lo cuentes, para saber que estas alegre y sentir esa alegria, para mi eso no esta mal. no se si te doy alguna razon para algo o para nada, lo unico que se es que he tenido que escribir el mensaje tres veces, pero por mis.. que te lo mandaba, sera .. el hijo…del ordenado un abrazooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Posts más leídos

A %d blogueros les gusta esto: